Secretos de la Industria Global de Esclavos Sexuales de la CIA — Parte II

(Arrigo) ¿Cómo podemos traer luz a este problema de la esclavitud sexual con tanta intensidad que se desvanezca con la exposición?

Supongamos que te dijera que un juez de la Corte Suprema en particular estaba recibiendo críticas sobre el negocio de las esclavas sexuales en la Casa Blanca y te contara cómo sabía que eso era cierto.

Volvamos a las elecciones del 2000. Creo que Bush asumió el cargo porque la Corte Suprema recibió pagos en forma de favores y dinero.

Lo que alego es un conflicto de intereses de al menos un juez del Tribunal Supremo. Otros de ellos también podrían estar involucrados. Está en contra de los estándares de la práctica legal para que un juez no se recuse si tiene vínculos financieros con los miembros de un caso.

Cuando Bush asumió el cargo, todos los miembros del cabal que lo respaldaron y cuyas fortunas se alzaron con él eran miembros del caso.

Siendo esclava sexual de los Bush y los Rockefeller es cómo sé esta información. Ya que fui torturada periódicamente por Bush, Sr., Rockefeller y sus secuaces, tuve una gran presión para hacer lo que decían.

Yo no era una agente libre.

Rockefeller me hizo revisar las transacciones financieras que hizo ya que soy una matemática con algunas habilidades usuales y valiosas. Aproximadamente un año antes de la elección del 2000, señalé una transacción en particular, o más bien un conjunto de transacciones que probablemente resultarían altamente problemáticas en el futuro. Recomendé que se reviriteran rápidamente. David Rockefeller se negó a admitir que podría causar demasiados problemas.

Las transacciones fueron una serie de 6 pagos al Presidente del Tribunal Supremo. Los montos de pago eran grandes y curiosos. Se formaban con un solo 6 y aumentaban de manera progresiva. Era como si una persona con una obsesión matemática intentara informar a la Justicia de su problema de una manera creativa. El primer cheque era de 66 dólares. El segundo era de 666. El siguiente era de 6,666. El cuarto era por 66,666. El quinto de 666,666 y el final fue por 6,666,666.

Así que estamos hablando de un pago total de más de 7.5 millones de dólares —que no es una cantidad trivial para aparecer en una cuenta bancaria del juez— en un período de una semana. Ahora dije que eran cheques y eso no es del todo exacto. Se trata de una transferencia bancaria que aparece como si fuera un cheque en el extracto. Pero no había rastro de cheques en papel para respaldarlo.

Las transferencias provinieron de una cuenta de David Rockefeller en su banco a la cuenta del juez en ese mismo banco. Ese banco es aquel cuyos registros he monitoreado durante años para transacciones inusuales por órdenes de Rockfeller. Los activos sustanciales del mismo [‘ese’ banco] son ​​el resultado directo del negocio de la esclavitud sexual, principalmente del lado estadounidense.

Por ejemplo, cuando Rockefeller cobró a un hombre un millón por mis servicios, el banco recibía un millón de dólares al día siguiente o dos. Ese fue un resultado recurrente y predecible de mis piernas y mi mente como esclava de Rockefeller.

Había entrado y salido de las haciendas y camas de Rockefeller como su esclava desde que tenía 16 años y DCI Helms lo ordenó. Le dije a David Rockerfeller, quien tenía problemas de audición;

“DAVID, ¿QUÉ ESTÁS PENSANDO AL ENVIAR DINERO AL JUEZ DE LA CORTE SUPREMA?” Parecía no haberme escuchado porque respondió: “Estaba pensando en ti, querida”.

Sin desanimarme, repetí mi pregunta más fuerte y más cerca de su oído;

“DAVID, ¿QUÉ ESTÁS PENSANDO AL ENVIAR DINERO AL JUEZ DE LA CORTE SUPREMA?”

Esta vez me miró con curiosidad y dijo: “¿Olvidé ponerme mi audífono?”

Nunca se lo ponía por la mañana antes de levantarse de la cama. Retiré la sábana de satén de color crema de mi cuerpo desnudo, me levanté y saqué el audífono y, una vez que se lo puso, repetí la pregunta por tercera vez.

“DAVID, ¿QUÉ ESTÁS PENSANDO AL ENVIAR DINERO AL JUEZ DE LA CORTE SUPREMA?”

Me dijo: “No tienes que gritarme. Puedo oír perfectamente bien”. Mientras tanto, tanto el mayordomo como la criada habían venido a ver de qué se trataba el alboroto y se convirtieron en testigos de la respuesta que me dio. Él dijo: “Quería que él supiera quién era su jefe en la Corte Suprema, así que le envié el mensaje de una manera que sabía que lo entendería. Y no lo olvides. Yo también soy tu jefe”.

Siendo un buen esclavo, besé su muslo desnudo juguetonamente y le dije que nunca olvidaría que era mi jefe si me explicaba, simplemente, por qué envió 6 transacciones cuando la última hubiera transmitido el mismo mensaje.

Miró a la distancia por un momento y luego me preguntó: “¿No lo entiendes?”

La criada y el mayordomo todavía estaban posados ​​en el borde de la cama a la espera de sus órdenes, si es que había alguna.

“No”, dije lo más inocentemente posible. “¿Por qué?”

“Sabes por qué.” Dijo algo enojado. “El diablo no puede rechazar una solicitud cuando se le pide 6 veces”.

“Pidiéndole qué?” Pregunté.

“Pidiéndole que haga lo que yo quiera”. dijo un poco de malas. Y luego en caso de que fuera demasiado simple para haberlo entendido. Él dijo. “Quiero que sirva a mis intereses. Le he pagado para que sirva a mis intereses y eso es todo. Hará lo que diga a partir de ahora”.

Pasaron los meses y se contaron los votos de las elecciones y se dejaron sin contar ambos. El caso fue a la Corte Suprema. No más de un mes después, volví a estar en la cama de David de ese hombre para evitar que sus guardias me torturaran una vez más. Él tenía su audífono. Estábamos en Washington en una cena en la Casa Blanca con Clinton a principios de la noche.

Había mencionado el nombre del Presidente del Tribunal Supremo una vez en la conversación. Se había regocijado con Clinton: “Ese juez es un buen hombre. Creo que haría cualquier cosa que le pidiera, como un favor personal, no importa”. David había pagado por mi vestido de seda blanco con lentejuelas y se lo estaba quitando en ese momento para exponer un pecho.

Le pregunté en ese momento oportuno: “David, ¿crees que debería dormir con el Presidente del Tribunal Supremo en la Corte Suprema?” Pregunté en un pequeño espasmo de burla, ya que le gustaba venderme pero solo si objetaba al hombre, “¿Por qué lo preguntas?”

“Porque ya no me amas más”. Me lamenté.

“Sí.” Mintió de manera no tan convincente. “Nunca amé a nadie más que tú”. Ahora sí creí esa parte. Nunca amó a nadie. No sabía qué era el amor. El amor sería ser torturando para proteger a los demás. Dejé caer el vestido al suelo y él se apresuró a recogerlo. Le besé la nuca y le pregunté. “¿Por qué querías dar mis servicios a ese Juez?”

Su cuello se sonrojó y se volvió hacia mí y dijo: “No pensé que el dinero cubriría la cantidad total para sus servicios electorales. Me equivoqué. Fue suficiente”.

“¡Pero 6 transacciones!” Yo me queje “Seguramente alguien se dará cuenta”.

“Les pagaré para que no lo hagan”, dijo. Nadie en el banco lo dirá.

No estoy en el banco de Chase Manhattan, como te digo.

¿Cómo se obtienen esos registros para probar la compra de una Presidencia? Me pregunto cómo se demuestra que los 7 millones de dólares influyeron en la opinión de los jueces principales.

¿O es suficiente que haya recibido el soborno? Ya que soy una esclava sexual y los hombres depositaban dinero en la cuenta privada de Rockefeller en ese banco, la misma cuenta exacta de la que el Presidente del Tribunal recibió el dinero, me pregunto si puedo obtener los registros del dinero que David Rockefeller hizo de mis servicios y cómo él repartió mi dinero?

Como mi valía para él como esclava dependía en parte de si el hombre que quería ingresaba en la Casa Blanca, y ese era el salario que me robaba, ¿no tengo derecho a los registros que demuestran que pagó al juez? ¿Mantenerme esclavizada a su hombre en la Casa Blanca?

Realmente, no entiendo muy bien la ley. Creo que el Juez nos debe a todos una gran disculpa: puso al hijo de un jefe de esclavas sexuales en la Casa Blanca. Aceptó un soborno que me mantuvo esclavizada y torturada.

Ahora se podría decir que el Presidente del Tribunal Supremo no sabía que el dinero que le dieron procedía del negocio de las esclavas sexuales. Y eso es posible. Pero creo que sería difícil para él decir que no sabía que David Rockefeller estaba en ese negocio, porque le pidió a Rockefeller mis servicios sexuales. Y eso fue antes de que recibiera los 7 millones de dólares.

Ahora, tengan paciencia conmigo mientras desacelero e intento pasar por esto con cuidado. Se trataba del primer término de Clinton. Estaba en una cena de Estado en la Casa Blanca. David estaba allí y también lo estaba el hombre que llegó a ser o era el juez principal en ese momento. Era un hombre bastante guapo para su edad, aunque, francamente, no me habría acostado con él si hubiera tenido una elección libre sin coacción.

A mitad de la tarde, él se acercó a donde yo estaba parada junto a David sosteniendo su bebida. Le preguntó a David confidencialmente como “¿Por qué no la envías a verme alguna vez?” como si yo no estuviera allí. David y él discutieron el precio de mis servicios. El juez levantó la ceja izquierda ante la figura y reposó su bebida diciendo: “Eso es demasiado alto para mí”.

David le hizo algún tipo de trato cuando me fui a buscar otro trago para el juez para no tener que escucharme a mí misma como un objeto innato para comprar y vender por capricho de los demás. Cuando volví, se discutió una fecha. Pero el juez era impaciente y me llevó a un dormitorio en la Casa Blanca. No sabiendo cómo andar bien, le daremos el beneficio de la duda, él me puso en la cama de Clinton. Clinton llegó más tarde a media tarde para encontrarnos en su cama. Él se rió y dijo: “Cita cara, ¿eh?” Y se fue. Supongo que todos sabían que Rockefeller era un fanático. Vi que el juez puso dinero o un cheque en la mano de David.

Estoy feliz de responder a las preguntas. El comercio de esclavos sexuales y el tráfico de drogas están directamente relacionados de varias maneras. Tienen los mismos jefes, las mismas agencias y las mismas prácticas de lavado de dinero en casi cualquier entorno de inteligencia.

Sin embargo, la CIA y la KGB no están tan separadas como se podría pensar. Ese ha sido el caso desde antes de la Primera Guerra Mundial. Uno de los Rockefeller financió la Revolución Bolchevique para Lenin con el fin de adquirir más campos petrolíferos del sur de Rusia para su Shell Oil.

Eso significaba que en la primera y segunda guerra mundial los Rockefeller tenían una gran influencia en la KBG y la CIA. Esto se está acercando a responder su pregunta cuando se da cuenta de que el dinero de Rockefeller se hizo originalmente en el comercio de opio en el siglo XIX. Esa familia también ha sido uno de los principales motores del negocio de la esclavitud sexual, ya que representa alrededor del 40 por ciento de ella en todo el mundo. Actualmente tienen alrededor del 28 por ciento del tráfico de drogas, habiendo caído en él por varias razones.

Habiendo dicho lo interrelacionados que están los dos, ahora quiero decir que generalmente tienen diferentes hombres que manejan sus operaciones una vez que se encuentran por debajo del nivel de los gerentes principales.

Por ejemplo, Nelson Rockefeller fue el jefe de su esclava sexual y su negocio de drogas, y los jefes de la CIA fueron sus “empleados” del lado público, ya que tenía el poder de despedirlos o ejecutarlos.

dci-william-j-casey
William J. Casey, de la DCI

Casey murió como resultado de un golpe de la familia Rockefeller porque no hizo lo que ellos querían para complacerlos. El cáncer de cerebro que tenía era falso. Eran los rayos X de otra persona con su nombre en ellos. Y él era DCI en ese momento. No entendía completamente la estructura de poder en la que se encontraba. Fue engañado por los organigramas que muestran a la CIA como una institución pública encabezada por el Presidente. Intenté explicarle cómo funcionan realmente las cosas. Él no quería creerme.

Los Estados Unidos no son una democracia ni una república y no lo han sido, desde luego no desde Carter, pero dudo que fuera funcionalmente durante todo el siglo XX. Howard Zinn en “Una historia popular de los Estados Unidos” probablemente estaría de acuerdo conmigo. Es fácil de ver porque el movimiento populista en la década de 1930 no movió al gobierno. Las corporaciones llamaban a los rosados ​​y sofocaron las huelgas.

La CIA en sí misma está dividida en departamentos, de modo que mientras el Departamento de Operaciones maneja el traslado de drogas y esclavas sexuales, diferentes personas las manejan. Es como en una universidad, hay profesores de literatura y de historia y aunque ambos leen libros y, a veces, los mismos libros, son responsables de diferentes aspectos de la “cultura“.

Déjame ser más específica. Hubo un Director Ejecutivo Adjunto de la CIA, hombre #2 en la agencia en un momento dado, que secretamente estuvo de acuerdo conmigo en que el negocio de las esclavas sexuales estaba mal. En su oficina había un archivador que tenía todos los contratos entre proveedores y distribuidores. No se guardaba en las computadoras, demasiado inseguro. Los contactos del narcotráfico estaban en un archivador separado. Me dejó destruir los archivos de esclavas sexuales en su oficina un día.

Estableció el comercio de esclavos sexuales en el mundo occidental en cámara lenta. Le tomó casi dos años recuperar su impulso. Me torturaron por eso. No me arrepentí de haberlo hecho. Lo que hice no afectó mucho a los oficiales de la CIA que dirigían la entrega de esclavos sexuales en el campo. Todavía sabían dónde conseguir a los esclavos y a quién entregarlos.

Lo que sucedió fue que los contratos entre los jefes fueron destruidos y discutieron, cada uno reclamando más cuota de mercado del que estaban implicados [¿con derecho?]. Ante esa falta de armonía, no pudieron colaborar bien y el comercio se desaceleró alrededor del 30 por ciento, luego más a medida que lucharon y finalmente se recuperaron.

Sorprendentemente, tuvo muy poco efecto en el comercio de drogas, aunque los barcos llevan ambos a veces. No lo retrasó porque todavía tenían los acuerdos de drogas y aún así los cumplían. La Marina de los EE.UU. fue obligada a traficar esclavos sexuales y drogas en varias ocasiones.

La mayoría de los almirantes están estrechamente ligados y no lo aprueban, y trabajarán muy duro para detener ese tipo de cosas. Pero a menos que uno sea un espectador remoto, no es posible inspeccionar todos los contenedores que llegan a un barco de la Marina en busca de drogas. Las personas no son tan fáciles de ocultar.

Déjame ver si puedo profundizar más en tu pregunta porque creo que es importante. El verdadero problema para mí es si es posible controlar estos oficios inmorales que destruyen el alma en el planeta para que las personas puedan tener vidas sanas. Creo que la respuesta es sí, es completamente posible. Eso es después de ver este negocio durante 40 años desde adentro.

Sí, es completamente corrupto y generalizado. Sí, ha corrompido a los bancos, a los gobiernos y a nuestra comprensión de qué son las agencias de inteligencia y la seguridad nacional y cómo hacerlas. Aun así, aunque este planeta tiene estos problemas como un paciente terminal de cáncer con varios tipos diferentes de cánceres invasivos, sigo sabiendo que es posible que el paciente se recupere.

Voy a ver si puedo explicarte cómo sé eso de una manera que puedes aceptar. La respuesta más simple es que Nelson Mandela sabía que iba a ser presidente de Sudáfrica y que acabaría con el apartheid. Dijo que antes de ir a prisión la primera vez. Lo dijo en un mitin. Cuando era niño, Winston Churchill sabía que Inglaterra iba a tener problemas más tarde y él la salvaría.

Gandhi sabía que podía obligar a los británicos a salir de la India si persistía. El general Billy Mitchell supo en 1923 que tenía que conseguir que Estados Unidos fabricara aviones porque el poder aéreo determinaría quién ganaría la Segunda Guerra Mundial. Sé que voy a reformar la inteligencia y los gobiernos en todo el mundo para prevenir el holocausto nuclear. A menudo sé cosas con certeza, por eso fui útil para los DCI. Tengo la intención de hacer esto y lo haré, por la gracia de Dios, porque es el trabajo que Dios me ha dado y no me fallará. Él nunca lo ha hecho.

Aunque he sido una espina en el lado de Rockefeller, los Bush y la CIA e incluso el KGB durante décadas, me han tolerado y usado, porque mis habilidades son muy útiles. Realmente solo tengo una habilidad, la fe. Sin importar el problema que se me trajera, podía descubrir cómo reducirlo a la parte ética para hacerlo y lograrlo, porque confiaba en la sabiduría que todo lo sabe, todo lo logra. Cristo caminó sobre el agua y resucitó a los muertos. Él sanó a los enfermos. Personas como el Padre Pío también han sido asociadas con milagros.

Sí, se necesitará un milagro para que el mundo cambie, se vuelva sano y deje de adorar la muerte y la destrucción. Pero en mi experiencia, los milagros no solo son posibles sino que pueden invocarse de manera confiable.

Tal vez sea más una respuesta de la que querías. Solía ​​tomar un auditorio lleno de oficiales navales y lograr que fueran psíquicamente muy precisos en una noche. (Luego les tomó una semana acostumbrarse.) Eso, como la milla de 4 minutos, solía ser imposible. Ya no es más. Las corrupciones en el planeta desaparecerán debido a un avance en la tecnología. Ese avance es esta transmisión de poder leer directamente los registros akásicos [conciencia colectiva].

Entonces no hay forma de ocultar la corrupción. El comercio de esclavos sexuales, el tráfico de drogas, el robo de elecciones, las guerras, etc., todos tienen el secreto como un ingrediente necesario y mentiras sobre las consecuencias de las acciones de uno. Parecen muchos problemas separados, todos muy abrumadores. Pero en realidad solo hay un problema, un problema contable muy simple: las personas no están sumando los costos reales de manera correcta. No tienen la habilidad necesaria para hacerlo. Eso se puede corregir pronto.

LOS AVANCES TECNOLÓGICOS CAMBIAN LAS SOCIEDADES, RADICAL Y PERMANENTEMENTE

Durante cuarenta años he sido entrenadora de visión remota para el gobierno de EE.UU. A los jefes les gustaron los resultados obtenidos, pero querían ocultar la tecnología al público. Se resisten a que se haga público. Pero no podrán contenerlo. Es más bien como los experimentos del centésimo mono. La innovación ya se ha convertido en parte del inconsciente colectivo y se manifestará. Entrené a más de 15,000 personas. Esa es una gran cantidad de personas que realmente saben la verdad sobre cómo el mundo puede salir de la aniquilación. Es posible que aún tengan un poco de duda en usar sus habilidades para exponer la corrupción y liberarla en el perdón y el arrepentimiento, al igual que los primeros pilotos tuvieron cierta duda de volar a través de los océanos. Pero la inevitabilidad está ahí.

Los registros akásicos se convertirán en la base de la toma de decisiones de la gente porque muchas personas lo han aprovechado. Esos registros existen sin sesgo ni defecto. Las decisiones que salen de la unión con ellos tienen certeza de resultados. La mayoría de las personas nunca han experimentado saber algo con certeza. Parece una contradicción.

Cuando enseñé en el Pentágono en 1981, les pedí a todos los que trajeran un problema a mi clase que lo escribieran y luego escribieran si estaban satisfechos con la solución que les dimos en una semana. Me trajeron cientos de problemas difíciles y al final solo tuve un hombre que no había firmado de que estaba satisfecho. Él había muerto antes de poder hacerlo.

Existe una solución buena y viable para cada problema que es ético resolver. Es solo que puede requerir mucha fe, coraje y dedicación para lograrlo.

Desde mi perspectiva, Finders fue un experimento de esclavitud sexual con control mental de la CIA

  1. Primero te diré cómo supe del experimento.
  2. Después cual era el objetivo del experimento.
  3. Después, cómo se llevó a cabo el experimento.
  4. Después, cómo eran las vidas de los niños detrás de esto.
  5. Después, qué salió mal con el experimento.
  6. Después cuales fueron los resultados del experimento.
  7. Finalmente, qué dijeron los analistas de la CIA y cuáles fueron los resultados.

Esto realmente debería ser un libro completo sobre la esclavitud de los niños.

Tengo 40 años dentro de la CIA y tenía la intención de algún día poder exponer todo este abuso de niños por parte del gobierno de los Estados Unidos. Pero hoy no tengo tiempo para escribir todos los detalles. Solo quiero cubrir el resumen de estos temas.

Mi conocimiento específico del experimento Finders provino de leer 3 libros en la CIA y hablar con dos de los investigadores internos que eran responsables de administrar el Proyecto en el Departamento de Planes, en la División que debería llamarse Control Mental pero que debido a la naturaleza sensible del tema en cambio se le llamó “Activos futuros”.

Su oficina principal estaba en el tercer piso del edificio principal de la CIA, hasta que se mudó al quinto piso debajo de Goss. Para entonces ya me había ido. La importancia de la mudanza fue que cuanto más arriba en el edificio, más cerca de la DCI, mayor es la prioridad. Así es como funciona la CIA.

La instalación principal para esa División no es sorprendente en un edificio separado porque la CIA había crecido con el tiempo. Ocupa 2 pisos de un edificio grande y tiene más de 40 investigadores a tiempo completo. Estos solo están dedicados al control mental.

La CIA tiene una División de Activos separada y su reclutamiento. La instalación más grande de “Activos Futuros” se encuentra en Maryland, a través del Potomac a unas 40 millas; De hecho, uno de sus investigadores, al que llamaremos Ted Hallsted, se lamentaba, ya que estaba mucho tiempo en la carretera.

Esa instalación cuenta con más de 200 investigadores y cuenta con una clínica y un hospital psiquiátrico para niños asociados. Nominalmente es un centro de investigación universitario dedicado al estudio de las enfermedades mentales infantiles. Sin embargo, los clientes acuden por problemas menores como problemas de aprendizaje y déficit de atención y se van como múltiples sin que sus padres lo sepan. La clínica solo acepta niños con “alto funcionamiento”, no esquizofrénicos o niños con parálisis cerebral. Como era de esperar, los Rockefeller y los Carnegies son los principales financiadores de la misma.

Para trabajar allí se requiere una autorización de seguridad especial que solo la CIA puede otorgar. Fui a mirar el lugar una vez para evaluarlo. Eso fue en la década de 1980. Todos llevaban las mismas insignias que usa la CIA con las mismas tiras magnéticas en la parte posterior de una identificación con foto.

Para entrar en el edificio de investigación principal, se inserta la insignia en el mismo tipo de entrada que usábamos en la CIA en ese momento. Inserté mi placa de identificación de la CIA y no hice preguntas. Ahora, estaba en una pequeña misión en ese momento. Quería dejar un libro en particular en el escritorio de un investigador en particular, a mano y luego irme antes de que se supiera quién lo había hecho. Esa acción mía relacionada con un asesinato no resuelto de un niño.

Se suponía que el investigador debía hacer un seguimiento de todos sus sujetos experimentales. Quería que él supiera lo que le había sucedido a ese niño en particular como resultado del experimento que él había diseñado y ejecutado. El libro era una producción interna de la CIA PARA SUS OJOS SOLAMENTE y no estaba en la lista de OJOS para verlo. Sentí que eso era un descuido deliberado que necesitaba ser corregido, así que lo hice.

El libro me llamó la atención en una reunión entre el DCI y un abogado de evaluación de riesgos de la CIA sobre una posible demanda por una muerte injusta. El DCI quería que me preguntara si lo que había en el libro era cierto. Pedí una copia para leerlo, naturalmente.

Tampoco estaba en la lista de OJOS, pero tenía una NECESIDAD DE SABER y también la tenía ese investigador. Le dije al DCI que el contenido del libro, producido por un analista de la CIA y un oficial de homicidios del FBI, era realmente cierto. El DCI frunció el ceño ante eso. El asesino era un tal George Bush, padre, que era vicepresidente de los Estados Unidos en ese momento. El libro había sido encargado por la CIA para encontrar todos los cabos sueltos y suprimirlos. Para hacer eso tenía que tener la verdad.

No es posible realizar un trabajo de encubrimiento competente si no tiene una inteligencia precisa para empezar. El DCI quería que escribiera un informe sobre qué otra cosa necesitaba saber la CIA para saber que no estaba en ese libro. La mayor parte de lo que proporcioné fue una lista de más de 20 víctimas similares del mismo Vicepresidente; Cada uno de los cuales necesitaba una investigación a fondo. No lo consiguieron.

Parte de cómo luego terminé como “patóloga” a tiempo parcial en la Casa Blanca cuando Bush, Sr. era presidente, se debía a que este caso en particular casi iba a juicio.

El niño tenía 6 años cuando Bush lo mató ritualmente en una ceremonia de Skull and Bones para obtener el favor del señor oscuro. El asesinato fue cometido dentro de las 5 millas de esa instalación de “Investigación Universitaria”. La mayoría de las 20 víctimas impares fueron asesinadas en el mismo lugar. Fue un viaje rápido y fácil desde la Casa Blanca.

Esto es difícil de escribir en mi personalidad regular. Ella nunca había escuchado sobre esto antes. Así que ten paciencia con nosotros mientras intentamos revisar este material en la línea más recta posible; en una tarifa completa sin tener que desconectar, hasta que llegue a la salida y avance aproximadamente 2 millas al este a través de una puerta cerrada hasta una base militar que es bastante pequeña.

Esa base se colocó allí solo para Bush, Sr. como vicepresidente. La única función de la misma, y ​​aún está ahí, es quitarle algunos de esos niños de investigación para los rituales. La base es pequeña para la mayoría de los estándares. Solo alberga a los guardias que trabajan para su seguridad, alrededor de 3. No hay oficinas del Ejército, ni PX, ni terrenos de desfile, etc.

Todavía está allí hoy mientras escribo esto. Podría ser arrasada mañana, como con los túneles de McMartin como resultado de lo que estoy diciendo. Pero hoy, como espectadora remota, puedo ver que tiene un edificio de la plaza principal en el centro de un lote cuadrado con la entrada en su lado oeste y un guardia de pie a pesar de que la puerta está cerrada. Solo una persona tiene la llave. Esa persona es Bush, Sr. Es su reserva privada todavía. Los guardias son sus prisioneros dentro de ella. Son reclutas del ejército en teoría y en papel.

Ningún guardia asignado para trabajar allí ha salido con vida. Eso es para asegurarse de que no hablen de lo que han visto. ¿Qué han visto? Bush, Sr. entra y sale. Un niño pequeño conducido en una camioneta y descargado cuando Bush, Sr. viene. Un “patólogo” y los guardias que Bush trae consigo ejecutan un ataúd mientras Bush, padre se va. El acceso a la carretera a la verja está restringido. Así que ningún vecino o automovil pasa por esta extraña repetición de eventos. Mientras Bush, Sr. era presidente, no tuvo tiempo de salir y se utilizó la morgue y el incinerador de la Casa Blanca.

Esa base no tiene morgue ni incinerador. Bush, Sr. llega generalmente con 3 hombres, dos de sus propios guardias y el patólogo. Esperan fuera del edificio mientras Bush padre sodomiza y tortura al niño hasta la muerte. Su contraparte, el fallecido Beria, estaría orgulloso de él.

art-of-hrm-by-laverentiy-beria-502x352

¿Por qué te digo esto? El hecho es que la forma en que lo he descrito hace posible que cualquier servicio de inteligencia con un satélite pueda documentar que Bush, Sr., ha hecho esto. Todo lo que tienen que hacer es mirar hacia atrás en sus imágenes de satélites terrestres y ver cómo entra el niño y cómo sale el ataúd. Una y otra vez. No es broma. Ellos tienen la prueba ya en sus archivos si miran de cerca. Lo que lo confirma como base es el hecho de que los guardias no entran y salen por la puerta. Eso es fácil de verificar en las imágenes satelitales, esa falta de tráfico regular. La base tiene una línea telefónica “segura”, un tipo especial de receptor en el techo.

Eso también lo confirma. El tipo particular de receptor es un modelo “presidencial”. Eso es un poco más difícil de ver en las imágenes satelitales, pero cuando el sol sale por primera vez en un día soleado, se mostrará debido a la sombra distintiva de ese modelo en la luz de ángulo bajo.

Apuesto a que esa base será arrasada mañana, desaparecida, borrada de la faz de la tierra. Pero los datos satelitales todavía estarán allí en Rusia, China y muchos otros lugares.

Debido a que mis correos electrónicos son de interés para muchos servicios de inteligencia, obtendrán esta información. Lo que hagan con esto dependerá de las situaciones políticas futuras que la persona de inteligencia promedio pueda predecir.

Por cierto, los guardias que trabajan allí son sujetos de control mental, “graduados” de ese centro de investigación de la Universidad. La investigación allí ha estado ocurriendo durante mucho tiempo. Fue una de las primeras instalaciones de MKULTRA.

georgetown-university-healy-hall-500x375
Salon Healy, Universidad de Georgetown

La Universidad de Georgetown debería llamarse la Universidad de la CIA. El centro de investigación mental no está en el campus principal cerca de los estudiantes universitarios regulares. Está en un terreno separado que hace que sea más difícil escapar. El nombre no es Georgetown, pero es parte de la Universidad de Georgetown.

Algunas personas en la CIA se han quejado de que el trastorno por déficit de atención se asocia con la fluoración del agua y que la CIA se negó a divulgar los datos para seguir recibiendo tantos niños casi normales entregados a la puerta de sus clínicas de control mental en el norte America.

También se quejan de que la CIA conoce el tratamiento para el trastorno por déficit de atención, un medicamento para quelar el fluoruro y expulsarlo del cuerpo y se niega a publicar esos datos también.

Es cierto que existen varios libros sobre el tema para consumo interno en la CIA. Un epidemiólogo común podría analizar el tema y averiguar si esos rumores dentro de la CIA son ciertos.

Cuando la historia tenga en cuenta el control de la historia de esta instalación universitaria, será un poco incómodo. Cientos, sinono miles de padres querrán saber de repente si su hijo, ya sea adulto o no, era un sujeto de control mental o en el grupo de control. Mencionaré al pasar tres métodos bastante confiables de saber eso.

Esa información proviene de los informes de la CIA sobre qué hacer para confundir a los padres si llegan a otro terapeuta más tarde, es decir, qué información errónea les da para evitar que descubran que el niño estaba controlado mentalmente.

La primera pieza de desinformación es: “Nadie puede saber si una persona es una víctima de control mental; ciertamente no es una familia y vecinos comunes, solo un terapeuta calificado podría saberlo y, como no pueden decirle, nadie puede”.

Esto se da porque la CIA descubrió que se descubrió que el 56% de los niños habían sido descubiertos por familiares y miembros de la familia como “robóticos” o “enredados en sus mentes” o “con comportamientos inexplicables que venían de fuera de ellos mismos”.

Los maestros eran particularmente buenos para distinguir a los niños de control de los niños experimentales, y la CIA mató a una cantidad de maestros cerca de esa instalación, del orden de una docena en una década.

La segunda pieza de desinformación que los terapeutas preparados por la CIA en todo el mundo han desmentido es que es “normal” que los niños actúen en sus años de adolescencia con el travestismo. Resultó que todo lo contrario es cierto para los adolescentes normales. Quieren definir su identidad sexual y no vestirse de travestis.

Los adolescentes son los más intolerantes al travestismo según la investigación de la CIA. A menos que, por supuesto, sean sujetos de control mental y hayan sido entrenados para satisfacer sexualmente a los hombres que se visten de niñas. No hay mercado para las niñas vestidas como niños, por lo que el travestismo solo va en una dirección.

Sorprendentemente, la investigación de la CIA mostró que los muchachos homosexuales rara vez se visten solos a esa edad, a menos que hayan sido utilizados por cineastas de pornografía, traficantes de niños y controladores de la mente. Así que la presencia de travestismo en un adolescente es altamente predictivo de que es una víctima de control o abuso mental.

La tercera pieza de desinformación que los terapeutas de la CIA alimentaron en revistas para engañarlos a ellos y a los padres es un poco más sutil. La desinformación decía: “No hay una edad normal en la que se les debe decir a los niños sobre el sexo. La educación sexual puede ocurrir a cualquier edad, es decisión de los padres decidir. Y la educación sexual puede ser mala para los niños, así que tal vez no deberíamos darla en nuestras escuelas…”

La CIA gastó mucho dinero para convencer a los padres, iglesias y escuelas de no tener clases reales de educación sexual. La razón era que cuando a los niños se les permitía hablar libremente en grupo acerca de sus experiencias sexuales o fantasías o teorías del sexo, los niños mismos podían ver que algunos de ellos tenían niveles muy diferentes de exposición y sofisticación en estos asuntos.

Entonces, si la educación sexual tenía que enseñarse, la CIA quería charlas enlatadas en las que los niños no podían hablar. Por lo tanto, capacitó a los educadores sexuales para controlar la cantidad que los niños podían hablar y trataron de que fuera un tema tabú para que los niños se hablaran entre ellos después.

La CIA también descubrió que había una mejor edad para la educación sexual: el inicio de la pubertad. Entonces fomentaron algunas campañas para forzar a la educación a ser más temprana. La razón de esto fue que algunos niños pequeños cuya curiosidad nativa no llevaría a un conocimiento sofisticado de la acción sexual, se manifestaron frente a padres y terapeutas.

Era mejor para la CIA si pudieran decir que el niño lo aprendió en una clase de educación sexual que de su prostitución. Entonces, aunque suene contradictorio, la conclusión de la CIA sobre desinformación sobre educación sexual fue: “no tenga clases de educación sexual, pero si debe recibirlas muy pronto y no permita que los niños les hablen. Conviértalo en un tema más tabú por la forma en que lo bordea o solo permita que se enseñe en un segmento muy corto y que nunca se vuelva a mencionar.”

Las conferencias patrocinadas por la CIA para educadores sexuales de una empresa principal llaman “Primeras experiencias de citas” si recuerdo correctamente. O tal vez solo “Primeras experiencias”. Cuando las personas de abstinencia solo se opusieron, el nombre de la compañía principal se llamó algo así como “Espera para el matrimonio, Inc.”

Era el mismo frente. El mismo personal, dirección, etc. La CIA también empuja los frentes de abstinencia y fidelidad conyugal mientras no practica estas cosas por sí misma. Lo hace para aumentar la efectividad de sus operaciones de chantaje.

El chantaje sexual solo funciona cuando la sociedad condena a los demás. No es la abstinencia de la fidelidad lo que persigue la CIA, sino la condena de los demás.

La condena es una forma de odio y la CIA provoca el odio y la condena como una forma de controlar a los demás. Es una técnica de control mental que se puede usar para hacer que las personas luchen guerras, etc., en contra de sus mejores intereses.

La CIA está buscando “manijas” en la psique de una persona, un problema emocional que impulsa a una persona a actuar. Entonces lo explota. También crea asas mediante la financiación de canciones y letras en existencia. Ese es otro nivel completo de control mental dirigido a una población en lugar de individuos.

Me he descarriado un poco aquí. Esta es una información útil pero no se enfoca en el tema principal.

Quiero mencionar otra forma en la que aprendí sobre el Experimento Finder. El nombre Finder proviene de una palabra de la jerga de la CIA que fue popular en el momento en que comenzó este experimento.

Fue jodido en no negar (Fucked Into Not Denying — FIND). Un jefe de la CIA le diría a un empleado “Ve a averiguar (FIND) quién hizo esto”.

Era como un juego de sillas musicales. Todos negarían que lo hicieron hasta que finalmente alguien era el chivo expiatorio y era jodido hasta no poder negarlo.

Así que el acrónimo de los Finders fue una advertencia a las personas de la CIA para que tuvieran cuidado y no se convirtieran en un hombre de la caída de todo este Proyecto al dejarles hablar. Una persona que filtraba esas cosas generalmente era culpada por las cosas en sí mismas, ya que las personas externas a la agencia no podían saber quién estaba por encima de quién y dónde se detuvo.

La primera vez que escuché sobre el Grupo de Buscadores fue en una fiesta. Algunos niños fueron llevados a una lujosa propiedad de DC vestidos casi con disfraces tipo Halloween: payasos, brujas, fantasmas, etc. Pero los disfraces tenían grandes botones en los paneles traseros en la parte inferior para que los niños pudieran exponer fácilmente sus partes privadas. Estos niños tenían edad para pedir dulces, pero no era otoño.

Había alrededor de 15 de estos niños en una fiesta exclusiva de personas en trajes. Llegué tomada del brazo del DCI Colby. Los hombres comenzaron a jugar con estos niños sexualmente, poniéndolos en sus regazos con sus paneles desabotonados. Ni siquiera fueron a una habitación separada para hacerlo. Me sentí incómoda con eso, me recordó a mi propio abuso cuando era niña, y salí por los escalones para mirar el cielo nocturno e imaginar estar en algún otro planeta por un tiempo.

dci-william-colby
DCI William Colby

[Willian] Colby salió y me preguntó si quería irme a casa, eso significaba volver a su cama. Simplemente no pude escapar de este problema. Me enojé un poco con él y le pregunté quién había traído a los niños, como si no lo supiera como espectadora remota. Estaba a la defensiva y luego admitió que eran parte de un experimento de la CIA y esta era su prueba de “salida”, su prueba de graduación para ver si podían seducir a los políticos de DC (para mantenerse con vida).

Los que suspendieron la prueba fueron liquidados. Había estado en ese sistema toda mi vida; sé útil sexualmente o muere. No me hizo gracia. Colby entró en los detalles técnicos del experimento y un tipo de “¿No fue una buena idea?”

Vomité mi cena en los escalones del frente de la finca y me disculpé para ir a lavarme en el baño. Era buena vomitando en el momento justo.

¿Qué fue lo que Colby me había dicho?

Colby me explicó que el objetivo del Experimento de los Buscadores era entrenar a los niños para que fueran como perros detectores de drogas, solo que ellos debían descubrir quiénes serían buenos impulsores no solo de las drogas, sino también de las armas ilegales, los esclavos sexuales, etc.

La CIA estaba buscando una línea descendente en estos negocios y quería utilizar agentes prescindibles. La CIA estaba teniendo problemas para explicar cuántos de sus operativos murieron. Nunca puso nombres en las estrellas doradas en el panel de mármol en la entrada porque ese panel era una mentira descarada.

La CIA tuvo muchas muertes en acción de sus oficiales. Las estrellas doradas eran propaganda para que los novatos fueran engañados con una sensación de falsa seguridad, como si la CIA se preocupara por ellos. A la CIA no le importaba cuántos de ellos murieran. Los Rockefeller querían que murieran. Fue la GAO [Oficina de Contabilidad General] a quien le importaba.

Los agentes de entrenamiento eran caros. Cubrir sus muertes era incluso más costoso que eso debido al gasto de encontrar los cabos sueltos y atarlos. Así que la CIA había decidido, incluso antes de que Colby se convirtiera en DCI, ir a los artículos más baratos para fomentar su comercio de contrabando. Los niños se dividieron en dos grupos: aquellos que recibían capacitación sobre cómo elegir a las personas para que se conviertan en vendedores de droga y los convirtieran en uno, o no entrenados.

En el grupo de no entrenamiento, le dices al niño, bajo hipnosis y tortura, lo que quieres que logren y les permites averiguar cómo hacerlo. Crecí en ese modelo, el general Patton lo usó. Era mas barato. Los niños morían a mi alrededor. Pero algunos se dieron cuenta de qué hacer para tener éxito.

Tenía un tipo de lógica de inteligencia que iba como “si el niño tiene que averiguar qué hacer por su cuenta, tal vez la KGB no haya visto esa estrategia antes y entonces funcionará”.

A continuación, quiero hablar sobre el tipo de capacitación que recibieron los niños si se les asignaba recibir entrenamiento. El entrenamiento consistía en dos semanas de torturas duras durante las cuales se les enseñaba a hacer mamadas, a abrir las piernas, a pedir que se moviera el contrabando y firmar nombres de alias en los lugares correctos en los formularios de los contratos para fungir como “testigos”.

Los contratos obligaban al vendedor a trabajar para la empresa principal de la CIA sin poder demandar. Déjame decirlo de otra manera: Ambos grupos fueron torturados usando electricidad y dolor severo durante dos semanas.

Los niños entrenados, además de que les dijeran que tenían que mover contrabando porque sus vidas dependían de eso, también tenían un par de horas de instrucciones y orientación práctica sobre cómo hacerlo. ¿Cuáles crees que fueron los resultados del experimento?

La CIA descubrió a partir de este experimento que no hizo una diferencia apreciable si el niño estaba entrenado o no. Sus informes no mencionaron las dos semanas de tortura, ya que eso era “extraoficial” después de las audiencias sobre MKULTRA en 1977.

Tampoco mencionaron el tipo de entrenamiento que la CIA quería ocultar de posibles miradas indiscretas del Congreso, que los niños debían mover contrabando al encontrar vendedores-compradores.

En cambio, los documentos de la CIA dijeron que el objetivo del experimento era detectar qué niños podían “tener éxito en la vida” y si cualquier entrenamiento que la CIA les proporcionara podría hacer una diferencia en eso.

La razón por la que todo se limitó a dos semanas fue que fue por el tiempo que la hospitalización psiquiátrica en el hospital podía extenderse al máximo para correr niños básicamente sanos “a través de pruebas de su condición” en niños con DDA para justificar su hospitalización de dos semanas para “retirarles el azúcar, colorantes alimentarios, etc.”

Fue una estafa total. Solo necesitaban algo tan difícil que los padres no podían hacer fácilmente en casa para convencer a los padres de que dejaran que Johnny se quedara en el hospital. Retiraron la comida, eso sí. Apenas alimentaron a los niños. Los alimentaron con cajas de patatas enlatadas estilo Pringles y lo llamaron una dieta sin azúcar. El último día, los padres vinieron a recoger al niño y se observó cuidadosamente la interacción para ver qué tan bien podía mentir sobre su estancia y lo que había comido en el hospital.

Fue una fantasía completa. El niño había estado en el sótano sin cama, ropa o comida caliente. Los niños que pasaron tenían increíbles habilidades para hacer creer. Tan bueno que incluso ellos lo creyeron. Eran múltiplos igual que yo. Habían pasado por una hora de hipnosis al final de esa tortura y con la ayuda del hipnotizador habían imaginado todo lo que les había sucedido en ese período de dos semanas.

Se les dijo a los padres que no podían ver a los niños porque necesitaban aprender una nueva forma de relacionarse con ellos para ayudar a su DDA, y eso había que aprenderlo bien antes de volver a verlos.

Los padres querían un descanso de sus niños con DDA por 2 semanas, así que funcionó. Y los niños se relacionaron con sus padres de manera diferente después de dos semanas de tortura dura sin tener ni comida caliente. Mientras tanto, algunos dicen que la CIA les dio realmente el fármaco quelante de fluoruro, una pastilla una vez al día para que el DDA mejorara. El programa fue popular entre los padres.

Las instalaciones de la universidad promocionaron sus beneficios. Los investigadores forjaron resultados para mostrar cuán efectivo era y otros estudiaron cómo torturar a los niños y dividir sus mentes de manera más confiable.

No todos los niños se dividen lo suficientemente bien como para fingir, o mantener la pretensión. Estos son los que la gente conoce como los niños Finder. Fueron arrebatados de sus padres. No pudieron encontrar traficantes en sus comunidades, por lo que fueron enviados a ser esclavos sexuales y mulas de la droga donde no tenían que rendir a un nivel tan alto.

Si ni siquiera podían hacer eso, los mataban. No eran niños de un solo uso para el uso sexual o de tortura de los ultra ricos, ya eran productos usados. Los niños que Bush padre estaba gastando eran niños que acudían a esas instalaciones que fueron seleccionados para ser mantenidos en reserva para su uso y solo para su uso. Sus padres habían solicitado la hospitalización de su hijo, pero la “solicitud había sido demorada”.

Bush, Sr. tenía una cierta apariencia de chico que le gustaba, como el chico más joven “Eager to Beaver” en Brady House Boys (?). Parecía que se veía cuando era un niño antes de lo que “le pasó” a la edad de 6 años. Continuó sodomizando a los niños como su padre lo sodomizó. Su padre lo mantuvo mucho más tiempo de lo que otros pueden imaginar. Lo mantuvo hasta que estuvo cerca de la muerte. Algunas cosas son familiares.

¿Te gustaría ver a tu papá si eso continuara siendo lo que tenías que enviar? Secretos oscuros y feos que incluso los directores podrían no saber, con lo que la multiplicidad es lo que es. Bush, padre, ¿sabe siquiera que va a esa base y por qué? Te lo dejo a tu capacidad de visualización remota e imaginación para que decidas.

No estaba en la CIA debido a mi capacidad para imaginar qué cabos sueltos había. Estaba allí para saber qué cabos sueltos había y el no saberlo podría costarme la vida y más que eso.

Los resultados reales fueron que la capacitación de la CIA no fue adecuada en cantidad o calidad para hacer algo para entrenar a un niño a traficar. Así que el experimento no fue una prueba de eso en absoluto. El experimento fue una historia de portada sobre cómo hacer que los niños cayeran en sus manos.

Hubo muchos experimentos sobre cómo controlar mentalmente a los niños, pero fue principalmente una cuestión de prueba y error, no de investigación científica. Había mucha variabilidad debido a las habilidades y personalidades de los torturadores individuales. La CIA incluso estudió mal si era mejor usar torturadores de personalidad múltiple para hacer niños de personalidad múltiple. Eso parecía tener alguna ventaja a veces, dependía de en qué personalidad se encontraban.

Como eso no siempre fue fácil de controlar, fue un poco impredecible si usaba múltiplos para los torturadores. No siempre conocían los protocolos y los seguían, porque no estaban en la personalidad que los conocía. Sin embargo, aún podrían sentir intuitivamente que era peligroso admitir la ignorancia de los protocolos. Al final, la CIA rara vez usaba múltiples como torturadores en los experimentos; eran muy poco confiables. Un múltiple ayudó a un niño a escapar y eso causó una gran aleta.

Ese múltiplo era yo. Bush, padre, quería que yo torturara a un niño de su familia para que fuera un “oráculo”, como yo había sido torturada para ser un oráculo. Este fue solo uno de los varios intentos que hizo Bush, Sr. para tratar de que “mis” poderes pertenecieran directamente a su familia. Estaba entrenando a oficiales en visión remota sin ningún tipo de tortura o lavado de cerebro.

Pero Bush, padre, cuando era DCI, me dejó en el sótano de la CIA con este niño, George, que tenía unos 10 años con la instrucción de torturarlo para que fuera un oráculo. Dadas las edades de sus parientes cuando era DCI, este chico llamado George probablemente era su sobrino George Herbert Walker IV. Tenía un niño asustado en mis manos. Había hecho “interrogatorios” antes para la CIA. Para hacerlas, miraba a la mente de la persona por lo que la CIA quería saber y lo anotaba. No tenía que ver a la persona, y mucho menos amenazarla o lastimarla para hacer eso. Cuando me reunía con ellos fue pro-forma y les preguntaba qué necesitaban en términos de comida, ropa, cigarrillos, etc. para hacerlos felices.

Así que lo primero que hice fue preguntarle a George si tenía hambre y ordenó que bajaran los alimentos de la cafetería de acuerdo con sus especificaciones. No era así como quería su hamburguesa. La salsa de tomate estaba mal; sobre cuándo debería haber estado apagado, o viceversa. Así que lo llevé a la cafetería. Todavía no se hizo bien; dijo que le pusieron la lechuga al revés, lo que sea que eso signifique. Ok, así que él estaba inquieto por su comida, no era mi culpa.

Pedí un taxi. No era mucho mayor que él, pero tenía mi propio juego extra de ruedas esperándome en la CIA en ese momento. Hice que el taxi nos llevara a un restaurante de 4 estrellas en el hotel Ritz en Washington DC y le sirviera lo que quisiera. Su tío de DCI me había llevado allí antes y por eso lo pensé. Comió mientras yo salí y lo abandoné en el restaurante. Era una fantasía. Pensé que nadie le haría daño allí. Era mejor que ser torturado en el sótano de la CIA. Me escondí durante dos días. Para entonces, la ira de Bush Sr. había encontrado otro objetivo.

George había comido su hamburguesa y pidió otra. Solo dos horas después del postre, se preguntó qué me había pasado. Finalmente, fue encontrado, mientras que el FBI comenzó una persecución para encontrarme.

Fui buscada por un “cargo de secuestro” por secuestrar al sobrino de la DCI. No era como si estuviera tratando de ocultar dónde estaba George: había usado una tarjeta de crédito de la CIA con mi alias conocido de la CIA para pagar la factura por adelantado.

Solo estaba tratando de ser una buena niñera y conseguirle la comida que quería. Quería una hamburguesa Ritz hecha de un trozo de bistec a la parrilla, salsa de barbacoa y lechuga cortada en tiras. ¿Quién no querría tal cosa en lugar de lo que servía la cafetería de la CIA?

Cuando salí de la clandestinidad, llamé al FBI y les dije dónde estaba. Luego me mudé a su sede en DC, lo que los confundió. El hombre del FBI en su sede insistió en que me “entregara”, desde donde los había llamado por primera vez. Supongo que mi ángel de la guarda me estaba cuidando; volví a la CIA.

Entré en la oficina de Bush, Sr. y le pedí que cancelara mi búsqueda. Ya que estaba parado frente a él y ya no faltaba más, lo hizo. Estaba demasiado ocupado para torturarme en ese momento, así que eso no sucedió.

La próxima vez que vi a George, se quejó de que lo había abandonado. No parecía tener ni idea de que su tío me había ordenado que lo torturara y le lavara el cerebro. Lo dejo andar. No puedo evitarlo si algunas personas son múltiples por sí mismas sin mi ayuda. Pero tal vez él no tenía ni idea por otra razón, como que un miembro de la familia lo encajonara en el costado de la cabeza con demasiada frecuencia. Hay varias maneras en que uno puede contraer amnesia. La CIA también estudió el daño cerebral como una forma de inducirlo.

Oh, dije que diría algo sobre las vidas de esos niños que pasaron por las instalaciones de la universidad. La tortura fue inimaginablemente cruel durante dos semanas.

Después de eso, tenían que reportarse una vez a la semana a un oficial de casos de la CIA en una esquina cerca de su escuela para darle un contrato firmado. Si el niño no tenía éxito — no seducía a los amigos de sus padres ni los chantajeaba para que traficaran en nombre de la CIA, o de alguna otra manera lograra que una persona vendiera drogas, pistolas o chulos, la CIA se encargaba de él. Eso podía tomar una variedad de formas y dependía en gran medida de la imaginación del oficial del caso.

El método más simple era intimidar al niño torciéndole el brazo o amenazándolo a él o a sus padres con la muerte, el desmembramiento o la tortura. Por lo general, eso era suficiente para que el niño lo lograra. La edad de los niños oscilaba entre los 6 y los 16 años. Los oficiales de casos preferían a los más pequeños, entre los 8 y los 10 años — obedecían sin hablar mucho. Había un sistema de cuotas. El niño tenía que hacer una cierta cantidad de dinero para la CIA cada mes.

Si no lo hacía, podría ser desaparecido en la “Guarida del Finder“. Esos niños lo tenían mucho peor. A veces, un oficial de casos llevaría al niño a ver esas casas de droguería para impresionar al niño para que no lo arruinara. Los niños que terminaron en el la guardia del Finder ya estaban severamente traumatizados antes de llegar. La tortura, ya sea recordada conscientemente o no, tiene un efecto paralizante en la mente. Es peor que los huesos rotos. Los huesos se curan. La confianza violada no lo hace.

Los niños tenían una remuneración, una pequeña tarifa de “buscador” por entregar cada traficante. Ascendía a unos 100 al mes. Era mucho dinero para los niños pobres. Ocasionalmente, uno de los padres descubría que al niño se le estaba pagando; Y no para cortar césped.

Algunos padres enviaron a otros de sus hijos al programa para obtener un segundo dividendo que entraría en el hogar. Más a menudo otros niños notaron este dinero extra y querían saber cómo obtenerlo. Como resultado, algunos niños fueron absorbidos por la red de la CIA para ganar dinero sin saber qué implicaba.

Este fue un programa nacional. Sólo estoy hablando de una instalación. Los que fracasaban terminaban en las guardias del Finder, o muertos. Estos niños no solían ser vendidos como esclavos sexuales a dueños independientes de burdeles en los Estados Unidos.

Habían sido controlados mentalmente en una instalación fija y si hubieran recordado, podrían haber expuesto a esa universidad afiliada a publicidad y juicios negativos. Sin embargo, eran vendidos en el extranjero si se equivocaban.

Parte de la razón por la que la CIA ejecutó este programa fue porque sentía que estaba perdiendo demasiado de las ganancias de contrabando para los intermediarios. Usando niños de esta forma, se deshacía de la mayor parte de ese gasto.

Estaba en contra de las leyes de trabajo infantil, pero a la CIA y al cabal multinacional no les importaba. Si el niño era arrestado por la policía, la CIA lo soltaba y negaba que lo conocieran. El niño no podía probar que trabajaba con la CIA. Los oficiales de casos no les mostraban sus insignias ni se encontraron con ellos en la sede. Un niño que era arrestado pasaba un tiempo en detención juvenil. A veces cometían asesinatos y grandes delitos para trasladar los bienes y terminaban en las cárceles de adultos.

En un momento miré el tema del crimen en los Estados Unidos. Alrededor del 40% de los delitos en los Estados Unidos se debe directamente a la CIA. Estos niños fueron una parte importante de eso.

La CIA solo quería dirigirlos unos 2 años. Entonces eran demasiado callejeros para ser fáciles de manejar. Después de eso, tenían que ser independientes o trabajar para la competencia si querían seguir ganando dinero de esa manera. Algunos no tenían libertad mental para hacer lo contrario porque el control mental no se deshacía, simplemente no se reforzaba ni se mantenía.

Muchos terminaron como proxenetas incluso entre los 12 y los 16 años. La CIA les estaba haciendo vender trucos en la calle para niñas en sus burdeles o en cualquier habitación de hotel en la que albergaba una esclava sexual.

Cuando la CIA desataba a los niños, vendían a su hermana o novia, o a la niña con retraso mental de la calle. Para entonces ya sabían cómo trabajar. Ellos sabían mentir. Y muchos de ellos descubrieron cómo sobornar a la policía para mirar hacia otro lado. Aprendieron esas cosas del oficial de caso y la presión que tenían para no ser arrastradas al mar en la corriente de resaca a una tierra extranjera.

¿Por qué terminar como esclavo sexual en Arabia Saudita si podías vivir en casa y trabajar por ti mismo? Algunos vendieron sus propios cuerpos en la calle. Pero, por lo general, no podían hacer suficiente dinero de esa manera para satisfacer la cuota.

Era principalmente una línea lateral en caso de que no pudieran mover las mercancías y tuvieran que compensar un poco al costado. La cuota ascendía a una ganancia de aproximadamente $3,000 por mes para la CIA, o aproximadamente $40,000 por año. Era más que el ingreso promedio de un hombre en ese momento. Los jefes obtenían aproximadamente $33,000 por niño, aproximadamente un salario completo de adulto. Entonces 3 niños eran 100,000 al año para ellos, 30 eran un millón, 300 eran 10 millones, 3,000 eran 100 millones y 30,000 eran mil millones. Esta fue una operación mundial, aunque en los países más pobres las ganancias eran  diferentes.

El tráfico de drogas es un gran negocio. Estos niños eran los niños soldados en él. Murieron a causa de heridas de bala, de suicidio, de accidentes automovilísticos en vehículos robados, de sida o a causa de las pandillas. Alrededor del 30% estaban muertos cuando la CIA quería dejarlos ir, dos años después. Fue alrededor de 20 veces la tasa de mortalidad esperada.

La CIA trató de averiguar cómo hacer que el 90% de ellos se “marchitara” para entonces, para que no pudieran hablar más tarde. Fomentaron pandillas y alimentaron la guerra de pandillas para hacerlo. Ellos proporcionaban los nombres de los niños en el lado opuesto y daban recompensas por su muerte de alrededor de $800. Subieron la tasa de extinción hasta casi el 90% al final de la “vida útil” de los niños.

Habla con los niños que sobrevivieron en Los Ángeles entre los Bloods y los Crips. Hable con ellos sobre cómo decidían a quién matar a continuación.

Para unirte a la pandilla tenías que matar. Para hacerte top dog tenías que seguir matando. Los nombres eran entregados con el dinero y los bienes para vender. Si no movias bienes, no te mantenías libre. Para mover mercancías tenías que tenerlas.

Para obtenerlas, tenías que matar a una persona de la lista que tenías antes de la próxima entrega de bienes o no recibías nada. La razón para matarlos fue explicada como “están dañando nuestro negocio, están trabajando para la oposición. Acaben con ellos”.

La CIA estaba liderando a los Bloods y a los Crips en Los Ángeles. La oposición era un espejismo. Solo querían a los niños muertos después de dos años.

La CIA ya sabía dónde vivía el niño y a quién se le vendía. Si querían que un niño se fuera, hacían una llamada. La policía llegaba a la casa y arrestaba al niño o los secuestradores de la CIA llegaban a la escuela y se robaban al niño.

Algunos niños trataron de huir y otros lograron permanecer escondidos. Pero la mayoría no entendió que era un problema nacional y global. La creación de un negocio en otra ciudad no los protegía necesariamente.

I – II – III

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.