Policía realiza redada en Iglesia Católica en Chile, confisca laptops propiedad del Vaticano en operativo contra pedófilos

Las Autoridades han incautado computadoras portátiles, documentos, archivos y computadoras.

catholic-church-raid-134

(Newton) Fiscales y policías comenzaron a allanar oficinas de la Iglesia Católica en la nación sudamericana de Chile a medida que las autoridades se ponen difíciles con los sacerdotes pedófilos.

Desde el comienzo de mediados de junio, se han realizado seis redadas en las oficinas pertenecientes a la Iglesia Católica. Las autoridades clasificaron laptops, documentos, archivos y computadoras que pertenecen al Vaticano como parte de una ofensiva masiva  contra la pedofilia.

Las redadas continúan como parte de una investigación en curso sobre el abuso sexual infantil cometido por sacerdotes católicos en la nación. El fiscal chileno Emiliano Arias ordenó redadas sorpresa en lugares oficiales de la iglesia que ahora son consideradas como las más agresivos jamás realizadas por una autoridad judicial.

pope-francis-8888

Las autoridades chilenas no solo están intentando arrestar y enjuiciar a los sacerdotes que cometieron los crímenes, sino que también están buscando la participación de la Iglesia por acallar y permitir que los crímenes continúen.

En una entrevista a Reuters, Arias ha informado que los documentos confiscados contienen detalles de hasta 30 casos diferentes de abuso sexual infantil, que fueron denunciados a la iglesia pero la iglesia no informó a las autoridades y mantuvo las acusaciones silenciadas. Arias también afirma que la Iglesia incluso intentó destruir los documentos, pero las autoridades invasoras lograron salvarlos.

Oscar Muñoz, el principal asistente del Arzobispo de Chile, el cardenal Ricardo Ezzati, ha sido arrestado por crímenes sexuales contra niños. Según los informes, los fiscales creen que el cardenal Ezzati tenía conocimiento del crimen de su ayudante, pero decidió no informar.

En una revelación asombrosa, los fiscales afirman que tuvieron que dar el paso extremo de las redadas porque las autoridades de la Iglesia Católica se negaron a divulgar información sobre sacerdotes abusivos, alegando que los detalles de los crímenes sexuales y los sacerdotes criminales involucrados están protegidos por la legislación del Vaticano como “secretos pontificios”.

Investigadores de todo el mundo han afirmado que la ley canónica de los “Secretos pontificios” a menudo es utilizada por la Iglesia católica para proteger a sus sacerdotes acusados ​​de crímenes graves. Además, según los informes, la oficina del arzobispo en Santiago admitió que el Vaticano le había pedido que citara esta excusa del “secreto pontificio” ante las autoridades.

En Chile, las denuncias de abuso sexual infantil por parte de sacerdotes católicos han sido denunciadas durante mucho tiempo. Las cosas tomaron un giro significativo cuando el Papa Francisco nombró obispo Juan Barros como obispo de Osorno en 2015.

pope-francis-9999-62

Barros fue acusado de escudar y proteger al reverendo Fernando Karadima, que era el sacerdote pedófilo más famoso de Chile. Desafortunadamente, Karadima no solo era poderoso y estaba conectado políticamente, sino que las leyes bajo el estatuto de limitaciones garantizaban que Karadima nunca fuera procesado y castigado por sus crímenes.

El Vaticano, después de que las víctimas del abuso de Karadima finalmente se hicieran públicas, hizo un gesto simbólico de sacar a Karadima de los puestos oficiales y lo “sancionó” con una “vida de penitencia y oraciones”.

La visita del Papa Francisco a Chile en enero de 2018 recibió protestas generalizadas e incidentes de quema de iglesias por parte de un público enojado. Según los informes, una muchedumbre enfurecida bombardeó hasta nueve iglesias diferentes en protesta por la actitud defensiva de la Iglesia Católica hacia los sacerdotes abusivos.

Enfrentándose a una gran reacción y crítica, el Papa Francisco se vio forzado a expresar sus disculpas por los incidentes de abuso sexual infantil.

Aunque inicialmente había defendido a Barros y calificó las acusaciones en su contra como “difamación”, luego expresó sus disculpas y envió dos convoyes del Vaticano para reunirse y tomar declaraciones de las víctimas de abuso.

Los convoyes, el arzobispo Charles Scicluna y el monseñor Jordi Bertomeu, prepararon un informe de 2,300 páginas que, según los informes, confirmaba el elaborado encubrimiento por parte de los funcionarios de la iglesia cuando se denunciaban crímenes contra niños por sacerdotes.

De acuerdo con el informe, el Papa Francisco convocó a los 34 obispos de Chile a Roma en mayo de este año. Si bien, según los informes, todos ellos se habían ofrecido a renunciar a sus cargos, el Papa hasta ahora ha aprobado 5 renuncias.

Según los informes, solo en Chile, alrededor de 80 sacerdotes católicos han sido acusados ​​de abuso sexual en los últimos 18 años. Informes recientes indican que, hasta el momento, las autoridades han investigado a 158 sacerdotes católicos, funcionarios y trabajadores sobre denuncias de abuso sexual. Se dice que la cantidad de víctimas es de cientos.

El abuso sexual de niños por parte de sacerdotes católicos y los flagrantes intentos de la Iglesia no solo para encubrir los crímenes sino también para tratar de ayudar, proteger y defender a los sacerdotes criminales es algo que ha avergonzado a la Iglesia Católica Romana en múltiples ocasiones.

Ha habido numerosos incidentes en todo el mundo donde se ha encontrado que la iglesia protege a sus sacerdotes abusivos. Recientemente en Massachusetts, la iglesia recibió la orden de pagar 1 millón de dólares a las víctimas de abuso en los años 70 y 80. Los detalles del caso, que se convirtieron en una película ganadora del Oscar ‘Spotlight’, fueron tales que a los sacerdotes abusadores no solo se les permitió continuar su abuso, sino que un poderoso lobby legal y oficial los protegió exitosamente engañando y estafado a las víctimas.

En la India también, muchos casos de abuso sexual por parte de sacerdotes de la iglesia han sido revelados. Recientemente en Jharkhand, las monjas de las Misioneras de la Caridad fueron arrestadas bajo cargos de trata de niños y venta de bebés.

También es desafortunado que, a pesar de las culturas rampantes de abuso y crímenes que prevalecen en la iglesia, la iglesia a menudo considere necesario utilizar a los indios para sus propias agendas políticas con impunidad.

El abuso sexual infantil es una mancha en la humanidad. Es hora de que la Iglesia Católica tome medidas para purgarse de sus propios pecados antes de ‘pontificar’ al mundo sobre a qué políticos votar y qué decisiones médicas tomar.

4 comentarios sobre “Policía realiza redada en Iglesia Católica en Chile, confisca laptops propiedad del Vaticano en operativo contra pedófilos

  1. Desde siempre el vaticano es una olla podrida. Abundan pedrastras, manipulan con su falsa fe incautos, manejan el planeta como les da la gana.
    Todas las religiones son una porqueria, lavan cerebros, destruyen y atrasan la humanidad con todas sus perversiones de todo orden y lo peor es la cantidad de sodomizados creyentes del planeta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.