El Sangraal y la Hermandad de la Rosa

(SummerSun) Hace muchos miles de años en Sirio, 12 mujeres escucharon un llamado de ayuda para la Tierra, porque la Joya Azul iba a ser parte de un proyecto, la experiencia de la dualidad. Estas mujeres escucharon esta llamada y decidieron ayudar a Gaia. Aceptaron estar en cuerpos físicos mientras que originalmente eran de una dimensión superior. A este grupo se le llamó la “Hermandad de la Rosa”. (Sisterhood of the Rose)

IMG_2423

Entonces, con su grupo homólogo, la Hermandad de la Rosa, (Brotherhood of the Rose) los miembros de la Hermandad de la Rosa firmaron un contrato en Sirio. Este contrato se llama “el Pacto de la Rosa”. Estos seres que firmaron este contrato tenían la sabiduría en sus corazones. Sabían lo que se necesitaba hacer para sacar a Gaia de la oscuridad y de regreso al balance. Sin embargo, el plan era olvidar lo que sabían y esto es exactamente lo que les sucedió como parte de este contrato. El contrato se firmó como un contrato de sangre, llevarían este sello en su cuerpo de energía en todas sus vidas y no recordarían este conocimiento hasta el momento adecuado. Pero en algún momento, recordarían cómo desbloquear este conocimiento (The Rose Revolution-Christine Henderson Ph.D) .

Estos dos grupos fueron primero a las Pléyades y se prepararon para su misión en la Tierra allí. Muchos se unieron a ellos en su misión. Cuando estuvieron listos, llegaron a la Atlántida en un barco azul de forma ovalada.

La Hermandad de la Rosa formó el Templo del Amor en la Atlántida. En el corazón de la Hermandad de la Rosa, había 12 mujeres. Estas mujeres fueron llamadas el Santuario Interior, las Hermanas de la Llama Triple o la Hermandad de los Fuegos Eternos. Estas mujeres fueron creadoras. Eran sanadoras y podían sanar cualquier cosa. Eran alquimistas. Eran las Guardianas del Sangraal, el Santo Grial. Y solo ellas podrían entender el conocimiento del Grial.

Feminin Power

La misión principal de estas mujeres era ser la puerta de entrada, el ancla para la Madre Divina, para el divino femenino. Eran los eternos seres virgenes. Después de la caída de la Atlántida, se dividieron y viajaron en cuatro direcciones: este, oeste, norte y sur. (The Rose Revolution-Christine Henderson Ph.D) Al principio, crearon civilizaciones allí. Construyeron templos y enseñaron habilidades de supervivencia y arte a la humanidad. Eventualmente, cuando encarnaron nuevamente, olvidaron quiénes eran.

Lo que estas mujeres intentaron hacer hasta que olvidaron por completo sus misiones del alma fue mantener viva la divinidad femenina. Ellas enseñaron la importancia de equilibrar las energías femeninas y masculinas. Estas enseñanzas estaban en las enseñanzas de las profundidades orientales de los Himalayas, estaban en las enseñanzas sufíes, y siempre había guardianes sagrados de estas enseñanzas, como cátaros y templarios. Los templarios cruzados aprendieron estas enseñanzas de los maestros sufíes y llevaron el conocimiento a Europa. A medida que la iglesia se volvió más controladora, estas enseñanzas pasaron a la clandestinidad y se llevaron a cabo en escuelas de misterio. Incluso cuando la iglesia trajo “La Inquisición” para suprimir la creciente conciencia de estas enseñanzas a finales de la década de 1230 en Europa, como describe el Dr. Henderson en su libro, Mevlana Celaleddin, Rumi floreció como una Rosa en Konya-Anatolia, aportando el conocimiento de la Rosa a la gente. Y le estaba mostrando el camino a las personas, cómo abrir el corazón como la apertura de la rosa. Y 800 años más tarde en los Estados Unidos, se convirtió en uno de los poetas más leídos gracias a las traducciones de Coleman Barks. Y tampoco es sorprendente que el propio Dr. Barks haya sido guiado con un sueño místico que despertó la rosa en su corazón que a cambio lo ayudó a transmitir los mensajes de una manera que va directamente al corazón.

Como parte del contrato que las Hermanas hicieron, incluso después de que cayeron cada vez más bajo el hechizo del olvido en sus vidas subsiguientes, todavía llevaban una alta vibración interna. Algunos aspectos de estas mujeres son su capacidad de adaptación a situaciones cambiantes, no tener miedo, no poder permanecer en emociones como la tristeza o el dolor prolongado. Las personas se sienten atraídas por estas mujeres debido a su alta vibración y ni siquiera pueden entender por qué. Sus toques, sus voces tienen un efecto curativo en cualquiera con quien interactúen.

Y ahora, el tiempo profetizado ha llegado. El grial está enviando los códigos de activación a estas mujeres. Ahora y finalmente, este es su momento para recordar el conocimiento que aceptaron olvidar hace mucho tiempo. Están siendo llamadas a lugares específicos para activar el conocimiento completo. Ellas están siendo guiadas para conocer a ciertas personas. Están siendo llamadas a reunirse.

Con eso termino este artículo con un hermoso poema de Rumi traducido por Coleman Barks:

Lo que se le dijo a la Rosa

Lo que se dijo a la rosa que la hizo abrir
se me dijo a mí aquí en mi pecho
Lo que le dijeron al ciprés que lo hizo fuerte y recto,
lo que se le susurró al jazmín para que fuera lo que es,
lo que sea que haya hecho dulce a la caña de azúcar,
lo que sea que se le dijo a los habitantes de la ciudad de Chigil
en Turquestán que los hace tan guapos,
lo que sea que hace que la granada se sonroje como un rostro humano,
eso es lo que se me está diciendo ahora.
Lo que sea que haya puesto la elocuencia en el lenguaje,
eso está sucediendo aquí.
Las grandes puertas del almacén se abren; Me lleno de gratitud
Masticando un pedazo de caña de azúcar,
¡Enamorándome de Aquel a quien sea que le pertenezca!

Rumi

One thought on “El Sangraal y la Hermandad de la Rosa

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.