El Toque Amoroso

(Chameli) Como muchos de ustedes que han estado en el Templo de la Mujer saben, una de nuestras prácticas centrales involucra el toque respetuoso.

El toque femenino, al tener una cualidad tan atractiva, no es penetrante, es invitante, y derrite los espacios dormidos y congelados en nuestros cuerpos, para así poder experimentar más y más de la vida.

Podemos experimentar el amor; podemos dar y recibir amor a través de nuestros cuerpos.

Mientras más nos abramos en nuestro viaje de despertar femenino, más necesitamos nutrir el cuerpo, el sistema nervioso. De esta manera cultivamos una mayor capacidad para permitir que fluyan más energías a través de nuestros cuerpos.

Por ejemplo, en mi propia experiencia con la apertura y la bienvenida a los sentimientos, no es que haya cada vez menos sentimientos. A menudo siento tanto dolor y pena y miedo e ira fluyendo por mi cuerpo. Pero, a través de mi práctica, he cultivado una mayor capacidad para permitir que fluya. Ya no se atasca ni se congela tanto.

Vivir como parte de este despliegue creativo que llamamos vida en el planeta tierra, con el planeta tierra, como el planeta tierra, requiere que nos mantengamos abiertos a sentimientos muy fuertes.

Hay miedo en el mundo; hay tristeza en el mundo. ¿Podemos permitirnos sentir?

En el toque femenino, el cuerpo puede abrirse y ablandarse lentamente, lentamente. Todos los lugares entumecidos y fríos, las esquinas no satisfechas de nuestro cuerpo pueden visitarse nuevamente con una conciencia gentil. Incluso si no está practicando junto con otras mujeres, tenga en cuenta el poder del tacto. Hay una apertura que ocurre en su cuerpo que solo puede suceder a través de una conciencia amable e invitante. La manera más bella de permanecer presente en el cuerpo, para llevar la conciencia al cuerpo es a través del tacto. Estar completamente presente en el cuerpo es estar completamente despierto.

Puedes poner una mano suave en tu corazón en este momento

Inhala

Exhala

Con Amor

Chameli

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.