Las Elecciones en México y el Fantasma de Zapata

2015-central-america-25-huehuetenango-mural-in-the-cafe-museo(Henderson) El domingo fue un día histórico para el pueblo mexicano, que acudió en masa para elegir al izquierdista populista Andrés Manuel López Obrador como el primer presidente progresista no-oligárquico de México en décadas.

Obrador, conocido cariñosamente por sus iniciales AMLO, se desempeñó como alcalde de la Ciudad de México hasta 2006, cuando renunció para postularse para presidente como candidato de la Coalición por el Bien de Todos. La coalición incluyó al antiguo PRD (Partido de la Revolución Democrática), durante mucho tiempo la minoría de izquierda en México, así como también al Partido del Trabajo y al Movimiento Ciudadano.

El PRI de larga data (Partido Revolucionario Institucional) finalmente fue derrotado en las elecciones de 2006. El ganador fue Felipe Calderón del PAN (Partido de Acción Nacional). Aún así, la oligarquía estaba a cargo y las acusaciones de fraude llevaron a Obrador, que “perdió” por medio punto porcentual, a las calles para protestar por el fraude. Millones se unieron a las protestas, que culminaron en la larga ocupación de un mes del Zócalo y el Paseo de la Reforma en Ciudad de México .

AMLO se postuló de nuevo en 2012 terminando muy cerca de Enrique Peña Nieto del PRI, antes de lanzar el Movimiento Nacional por el Partido de la Regeneración en 2014. Conocido como MORENA o “de piel morena”, el partido representa a los campesinos oprimidos, indígenas y urbanos. Trabajadores pobres que nunca han tenido mucho que decir en el asunto de piel clara de la política electoral mexicana.

El domingo, Obrador se presentó como candidato de una alianza populista de izquierda-derecha, una muy similar al Movimiento de Cinco Estrellas que recientemente ganó las elecciones en Italia. AMLO representó a Juntos Haremos Historia. Es un partido de coalición del izquierdista MORENA y el Partido del Trabajo, junto con el Partido de Encuentro Social de derecha.

La coalición nacionalista de Obrador ganó de manera arrasadora con el 53% de los votos. El segundo candidato, del PAN, obtuvo solo el 22%. La participación electoral fue un récord del 64%. De hecho, fue un día histórico para los sufridos pobres de México.

Nada de esto hubiera sido posible sin el levantamiento zapatista del 1 de enero de 1994 en Chiapas. Su ofensiva militar de 11 días se transformó en una diatriba basada en Internet contra el capitalismo neoliberal y el “libre comercio”, que resonó en todo el mundo.

(Lo que sigue se extrae del Capítulo 16: La vía rápida mexicana: Big Oil y sus banqueros…)

Zapatistas cazadores de caballos

Para cuando George W. Bush se mudó a 1600 Pennsylvania Avenue en 2001, su estafa de Harken Energy había sido cepillada debajo de la alfombra sucia que pasa por la historia. Pero su lealtad a los Cuatro Jinetes y la mafia petrolera de Houston nunca vaciló. Bush destacó la importancia de América Latina a lo largo de su campaña y promocionó su Tratado de Libre Comercio de las Américas (ALCA), una extensión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado con Canadá y México en la década de 1990. El ALCA crearía una zona de libre comercio desde el Yukón hasta Tierra del Fuego y sería una gran bonanza petrolera. Uno de sus mayores promotores fue Bechtel.

Ejecutivos de los cuatro jinetes (Exxon Mobil, BP Amoco, Chevron Texaco y Royal Dutch / Shell) comenzaron a frecuentar las oficinas de PEMEX, la compañía petrolera nacional mexicana. Los Distribuidores API de Thomas Clines y Ted Shackley, con sede en Houston, vendieron los equipos de perforación petrolífera de PEMEX y recopilaron datos de inteligencia para Big Oil. Continuaron las negociaciones, incluida una en la que se pedía a PEMEX que mantuviera abastecida la Reserva Estratégica de Petróleo de los EE.UU. Exxon compró la Compañía General de Lubricantes de México en 1991. [670]

Bush se reunió con el presidente mexicano Vicente Fox, ex-ejecutivo de Coca-Cola que posee un vasto imperio agrícola comercial, antes de reunirse con cualquier otro jefe de estado extranjero. Mientras Bush promocionaba el ALCA, Fox publicitaba su plan de libre comercio entre Puebla y Panamá para América Central. La clave de este último plan fue la construcción de un canal seco a través del Istmo de Tehauntepec desde el puerto petrolero de Coatzacoalas en el Golfo de México hasta el puerto de Salina Cruz en el Pacífico. El Banco Mundial, la Organización Mundial del Comercio y el Departamento del Tesoro de EE. UU. Se comprometieron a respaldar financieramente el plan. [671]

El plan establecería maquiladoras en el sur de México, tal como lo había hecho el predecesor de Fox, Ernesto Zedillo, a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México luego de la implementación en 1995 del TLCAN. Las crecientes demandas de los trabajadores y el malestar laboral en las plantas del norte hicieron que las multinacionales miraran hacia el sur. Los salarios allí promediaban un 40% menos y la vecina Guatemala podía suministrar mano de obra aún más barata. A fines de 2002, noventa y dos maquiladoras se establecieron en el sur de México. El nuevo canal sería su punto de envío.

Otra parte de Puebla a Panamá exige que Big Oil se traslade a los estados de Tabasco y Chiapas, en el sur de México, donde una formación geológica única posee reservas petroleras prometedoras y vastas reservas de gas natural. Se recibió financiación para los oleoductos y gasoductos que servirían para la expansión del petro. Monsanto codicia la increíble biodiversidad de Chiapas en su búsqueda por monopolizar los recursos genéticos del mundo. [672]

En 1994, los revolucionarios indígenas autodenominados Ejército Zaptista de Liberación Nacional (EZLN) lanzaron una breve ofensiva sobre la capital de Chiapas, San Cristóbal de las Casas. Los zapatistas retuvieron el pueblo por un tiempo, luego se retiraron a la selva Lacandona donde su misterioso líder, el subcomandante Marcos, lanzó una sofisticada campaña en internet que criticaba la globalización y revelaba la historia de genocidio que los indígenas de todo México sufrieron a manos del gobierno mexicano. oligarcas y corporaciones multinacionales.

Los zapatistas tomaron su nombre de Emiliano Zapata, quien a principios del siglo XX lanzó ataques guerrilleros contra las instalaciones petroleras de los cuatro jinetes en Veracruz. La pequeña banda de revolucionarios de Zapata obtuvo apoyo público masivo, lo que llevó a la nacionalización de la industria petrolera mexicana por parte del presidente Lázaro Cárdenas. Los zapatistas resucitaron el fantasma de Emiliano Zapata y se mantuvieron firmes en el camino de los planes de Big Oil para apoderarse de las extensas reservas de petróleo y gas de Chiapas.

El experto en políticas de Chase Manhattan Bank en México, Riordan Roett, redactó un informe abogando por la ley marcial en México para atraer a inversionistas extranjeros. Roett señaló como obstculos tanto a los zapatistas como a la democracia, argumentando que el gobierno mexicano debe “eliminar a la oposición en Chiapas y debe considerar cuidadosamente si se permiten o no las victorias de la oposición (incluso) si se gana justamente en las urnas”. [673] El presidente Ernesto Zedillo hizo caso del llamado del banquero y envió a Chiapas a 70,000 efectivos del ejército mexicano (un tercio de todas las fuerzas mexicanas), estableciendo de hecho la ley marcial en la región.

En diciembre de 1997, cincuenta y seis indios Totil fueron abatidos a tiros por paramilitares entrenados por el ejército mexicano en el campo de refugiados de Atial cerca de Ocosingo. La masacre fue parte de un programa de contrainsurgencia llamado Plan Estratégico de Chiapas, que buscaba fomentar problemas entre los pueblos indígenas. La campaña de dividir y vencer fue supervisada por el general Mario Ramón Castillo, magna cum laude graduado en Contrainsurgencia del Centro de Fuerzas Especiales de los EE.UU. En Fort Bragg. [674]

En 2001, con el aumento de las atrocidades en Chiapas, los zapatistas encabezaron una caravana hacia la ciudad de México que creció más cada kilómetro. Llegaron 10,000 fuertes a multitud de seguidores entusiastas. Marcos y otros líderes zapatistas se dirigieron a una audiencia de más de 100,000 personas y presionaron (en pasamontañas) al Congreso de México. Exigieron la implementación de los Acuerdos de San Andrés de 1996, que prometían resarcir sus quejas con el gobierno mexicano. Una sección conocida como las Disposiciones de Autonomía otorga a las tribus el control de los recursos naturales en su región, lo que amenaza directamente el control de los cuatro jinetes sobre las reservas de petróleo y gas de Chiapas. Marcos insiste: “No habrá plan, ni proyecto, por parte de nadie, que no nos tome en cuenta. Ningún plan Puebla-Panamá, ningún proyecto Transístmico, ni nada que signifique la venta o destrucción del hogar de los pueblos indígenas. Voy a repetir esto para que puedan escucharnos todo el camino en Cancún “.

Marcos se refería a una reunión del Foro Económico Mundial en Cancún, donde Vicente Fox se alegraba de entregar a la elite bancaria Illuminati con la esperanza de obtener fondos para su gran plan. Al menos un gobernador mexicano dijo que el mensaje de Marcos había sido escuchado alto y claro en el mega resort mexicano, construido para turistas norteamericanos a expensas de miles de campesinos yucatecos, que fueron enviados a hacer las maletas cuando se construyó el vistoso resort de Cancún.

El Gobernador explicó: “Sin estar presente, Marcos estableció el marco para la reunión… y los temas de Chiapas y el EZLN pasaron como fantasmas por los pasillos del Hotel Westin Regency”. [675]

Esos mismos fantasmas deben haber estado acosando a la narco-oligarquía de México el domingo, cuando Obrador y su coalición de izquierda / derecha populista llegaron al poder.

2 thoughts on “Las Elecciones en México y el Fantasma de Zapata

  1. Es una lástima que el cabal este profundamente metido en esto, los mexicanos votaron esperanzados en un cambio y no saben que se pusieron la soga en el cuello, el cabal no permite cambios, si gano amlo es Porque el cabal así lo decidió. Mucha luz a los hermanos mexicanos, la necesitarán.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.