Sanando a través del Balance — Parte 2

(Untwine) Antes de ahondar más en el tema, me gustaría aclarar nuevamente que estoy hablando principalmente de energías masculinas y femeninas y no de géneros. Aunque los géneros sí importan porque las configuraciones físicas crean energía, cada ser siempre está compuesto por ambas polaridades. Entonces, no se trata de que las mujeres sean receptivas y los hombres sean todos activos, o viceversa. Esto automáticamente trae desarmonía interna y externamente ya que no respeta quiénes somos realmente. Ambas polaridades deben integrarse y conectarse entre sí internamente, dentro de cada ser.

divinecouple

Ha habido una situación muy difícil para la energía femenina divina en este planeta. Estamos bañados en una anomalía cuántica aleatoria que se salió de control, que no es lo que el diseño de la Fuente tenía ideado para la creación. La creación está destinada a ser una exploración de la armonía pura. La falta de armonía no es necesaria para esta exploración, al contrario, la bloquea y la suspende. Piense en una orquesta musical, estar fuera de tono nunca traerá buena música, la música solo puede comenzar una vez que toda la orquesta esté sintonizada. Nuestra vida real solo puede comenzar cuando tenemos armonía.

Debido a todas estas cosas malvadas y desafinadas, a menudo nos vemos forzados a un estado de cerrazón. Simplemente, naturalmente, no podemos y no queremos recibir cosas inarmónicas. Pero luego sucede que la mayor parte del tiempo cerramos nuestra receptividad, y en ese proceso perdemos nuestra conexión con la vida real. Dejamos de escucharnos unos a otros, dejamos de observar y sentir a otros seres y nuestro entorno. Dejamos de conectarnos con todas las partes de nosotros mismos. Nos perdemos en un estado de huida / lucha sin el anclaje de la energía femenina, sin la unidad entre toda la creación.

Astronaut1

Una buena práctica para ayudar con esto es visualizar la luz roja que sale de nuestro chakra raíz, a través de nuestras piernas (que pueden verse como raíces) y extenderlo dentro de la tierra hasta su núcleo y alrededor de todo nuestro aura.

Sin embargo, este problema solo puede resolverse realmente con equilibrio y conexión de ambas polaridades.

Por otro lado, la situación de la energía masculina tampoco es fácil. Cuando se enfrenta a la falta de armonía, la energía masculina tendrá ira. La ira a menudo es malentendida. Sucede cuando uno enfrenta una situación que no debe tolerarse, es un suministro de energía proveniente de la Fuente que está aquí para ayudar a cambiar y resolver la situación, para tomar medidas y eliminar los bloqueos.

Es por eso que tenemos mucha energía cuando estamos enojados. La matrix, por supuesto, nos enseñó a reprimir esa energía, diciéndonos que no hay nada que podamos hacer para cambiar el mundo, que esta energía de ira es mala y que deberíamos cerrarla para que podamos seguir adelante con nuestras vidas. Cuando hacemos eso, la gran cantidad de energía generada por la ira no desaparece, ya que la física nos muestra que la energía nunca desaparece, sino que se vuelve inconsciente y está sujeta a todo tipo de abuso fuera del alcance de nuestro libre albedrío, como todo lo que es inconsciente. El enojo correrá y se volverá agresivo (externamente), o depresión, apatía, letargo y enfermedad (internamente).

La mayoría de la gente en la tierra tiene una gran cantidad de ira reprimida acumulada de vidas de abuso y desarmonía, de hecho, todos estamos hechos por diseño de la Fuente lo que significa que todos debemos vivir en armonía pura, por lo que en verdad todos nos sentimos incómodos en formas diversa dentro del velo, ya sea conscientemente o no, entonces nuestra energía masculina naturalmente querrá cambiar cosas que son esencialmente ira, y mientras esté reprimida e inconsciente se convierte en un gran combustible para los esclavizadores, que lo secuestran y lo usan para su propio propósito, vivir de la misma energía que se pretende para derribarlos.

Una buena práctica para ayudar con esto es dejar que la energía salga de manera canalizada, al menos al principio simplemente expresarla mientras se asegura de no afectar a los demás negativamente: darse cuenta, decirlo, hacer música o bailar o hacer cualquier tipo de arte con ella, salir en la naturaleza y mover nuestro cuerpo, romper o cortar madera (la madera es ideal para absorber y transmutar energía, usar lo que se encuentra en el piso, sin matar árboles vivos, por supuesto), gritar y rugir, etc… La ira acumulada en el cuerpo también se puede sentir y verse convirtiéndose en luz dorada o llama violeta que quema todos los sistemas de esclavización. Cuando estamos más en contacto con ese flujo de energía, podemos usarlo de manera constructiva para resolver la situación que lo causó, para proyectos que ayuden a liberar este planeta.

John Lennon incluye terapia de grito primal en esta canción

Problemas como estos realmente necesitan que se aborden desde ambas polaridades para que la situación se resuelva. La energía femenina saludable solo puede existir y ser receptiva si se conecta con el masculino sano, que puede seleccionar y discernir qué es armonioso y qué no. La energía femenina pura por sí sola no selecciona, es la aceptación de todo como uno, entonces es aceptación pura, que acompaña a todo o lo reprime. La energía masculina ve las cosas individualmente, ve los detalles, por lo que puede decir no a ciertas cosas y tomar medidas para cambiarlas. Sin embargo, si se encuentra solo, puede quedarse atascado en los detalles, perder el propósito y el panorama general, y sus acciones no pueden existir de manera saludable si no se reciben internamente primero.

Entonces las dos polaridades solo existen en armonía cuando están conectadas entre sí, y las distorsiones de una polaridad automáticamente crearán distorsiones de la otra, y empeorará a medida que la energía circule entre las dos. Cuando se suprime la energía femenina y no hay recepción de acciones masculinas, el masculino se sentirá rechazado, ignorado y sin apoyo, sin ningún resultado para que su energía circule, por lo que se vuelve más enojado y sin un canal receptivo para que la ira sea canalizada de una manera saludable se volverá cada vez más distorsionada y tóxica, por lo que lo femenino se cerrará cada vez más. Entonces, obviamente, abordar una sola polaridad no resolverá nada.

La energía masculina pura y divina se trata de construir, crear iniciativas, nuevos proyectos, de cambiar, de diversidad. Se extiende hacia los demás y expresa amor de maneras creativas. Afirma su verdad independientemente de cualquier circunstancia externa, la defiende y no la abandona. Siempre debe haber un poco de yin en el yang, por lo que también es receptivo de su entorno para respetarlo y armonizar sus acciones con su receptor.

divinemasculine1

La energía femenina divina pura consiste en apoyar a los demás, la tolerancia, la observación, el escuchar, el estar quieto, el dejar ir. Hay un gran poder en ser pasivo, y dejar fluir la energía, que naturalmente será atraída a su centro. Simplemente escuchar a alguien hablar sin tratar de actuar hacia ellos, sino simplemente teniendo compasión por ellos, es muy importante para la curación, ya que permite que esa energía pase a través de un canal abierto, hacia la conexión con su Fuente.

Receiving

Mire y vea a alguien por lo que realmente es, reconozca su esencia y acéptela dentro de sí mismo. Vea las cosas como un todo, como están interconectadas y reconozca su interdependencia. Siempre debe haber un poco de yang en el yin, de modo que no solo sea receptivo y pasivo, sino que también puede elegir su dirección, y dirigir lo que está pasando hacia la armonía.

I – II – III

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s